Skip to content

Uso de carne de delfín para cazar tiburones

agosto 26, 2015

El uso de carne de delfín para cazar tiburones es un problema común en países desarrollados. Aquí incluimos una nota de unas observaciones que se realizaron en Guatemala sobre este problema:

Harpooning and entanglement of wild dolphins in the Pacific coast of Guatemala Quintana 2014

Harpoon

Contaminación de los cuerpos de agua

octubre 7, 2011

El plástico es un material muy popular. Sin embargo, este material tiene vida ‘eterna’ porque tiene una duración de más 500 año. Por esta razón, todo el plástico producido desde su invención en 1860 aún está en el planeta. De hecho, una gran cantidad de plásticos existe en el océano. El tamaño del área de plásticos flotando en el Océano Pacifico Norte es más grande que el tamaño de Estados Unidos.

Geometría sagrada: Mandalas holofónicas producidas por el canto de las ballenas

julio 31, 2011

Nota original de Pijamasurf (http://pijamasurf.com)

Los mándalas son diagramas o representaciones simbólicas del macrocosmos y el microcosmos utilizados en el budismo y el hinduismo. Estructuralmente es un espacio sagrado que generalmente esta representado como un círculo. Las imágenes aquí reunidas han sido generadas por el ingeniero Mark Fischer, utilizando una transformación matemática del sonido. Fischer trabajaba para la marina de Estados Unidos creando softwares de sónares para uso militar,  pero cambió de profesión después de seguir epifánicamente a un grupo de ballenas azules para un proyecto de trabajo.

Este ingeniero se dio cuenta que el método estándar de interpretar las canciones de ballenas usando espectrogramas de frecuencias agrupadas a lo largo del tiempo no proveía una representación precisa de la intrincada variedad de los cantos de las ballenas, por lo cual acudió a un campo de las matemáticas conocido como transformación de óndulas.

“Con las óndulas había una imagen que desplegaba una extraordinaria estructura. Algo estaba pasando con este sonido, aunque no estemos seguros exacatamente qué es”, dice Fischer. Las imágenes generadas por los cantos de los cetáceos a más de uno podrán recordarle a los mandalas generados por la música y las palabras en cristales de agua, que ha grabado Masaru Emoto.

Esta es la representación de un gemido de baja frecuencia de la canción de apareamiento de una ballena gris, con el eje corriendo en contra del reloj. Vórtice derretido en el firmamento y pistilo de quasar.

Canción de ballena minke blanco (o rorcual aliblanco):  ojo serpenteando en el hiperespacio. Esta imagen que no ha sido modificada artísticamente  fue  compuesta a partir de grabaciones realizadas en el Southwest Fisheries Science Center en La Jolla, California.

Otra canción de ballena de minke con una transformación de óndula distinta, altamente mandálica, con la seducción atlántida del cyan.

Esta imagen registra el sonido de un delfín del Atlántico (Stenella frontalis), entre filamentos y tonos luminosos tejiendo los pétalos de flores marinas.

Imagen del sonido de un delfín de pico blanco los chasquidos son representados por líneas rectas radiando hacia afuera y las líneas negras representan los silbidos, en menor volumen. Vale la pena notar que existe la teoría de que los delfines procesan las imágenes sonoras generadas por la ecolocación de una forma holográfica.

Vocalizaciones de la falsa ballena asesina, pseudoorca, grabadas cerca de Azores. Estos cetáceos, pese al nombre, en realidad están más relacionados a los delfines que a las ballenas.

Noticia original: http://pijamasurf.com/2011/02/mandalas-holofonicos-producidos-por-el-canto-de-las-ballenas-cetacea-geometria-sagrada/

Quién, Qué, Porqué: ¿Son los avistamientos turísticos dañinos para las ballenas?

julio 12, 2011

Articulo original: Who, What, Why: Is whale watching harmful to whales? BBC News Magazyne, July 2011

Un mínimo de 13 millones de personas participan en avistamientos turísticos de ballenas cada año. Esta es una industria que se estima cuesta $2.1 billones de acuerdo al International Fund for Animal Welfare (IFAW). Básicamente, es un gran negocio.

Los avistamientos organizados – típicamente salir a ver ballenas desde botes – comenzó en los Estados Unidos en los años cincuenta y ahora se lleva a cabo en 120 países a nivel mundial. La industria sigue creciendo con áreas como Asia y América Latina involucrándose cada vez mas. Sin embargo, el impacto que el tamaño de dicha industria puede tener sobre las ballenas es un tema de preocupación. La pregunta es ¿puede esta actividad ser dañina para las ballenas?

El avistamiento turístico de ballenas puede tener un impacto en el comportamiento natural de los animales, incluyendo su habilidad de alimentarse, descansar, y criar a las criás. Esto puede causar problemas a corto y largo plazo, de acuerdo a los que trabajan en este campo. Los botes también pueden chocar con las ballenas y poner a las personas en peligro.

“A corto plazo un bote interaccionando con las ballenas puede alterar sus actividades, de manera que la ballena pare su búsqueda de alimento o no pueda descansar” de acuerdo al Dr. David Lusseau, del Institute of Biological and Environmental Science en la Universidad de Aberdeen. “Esto no es mucho si pasa una o dos veces, pero los problemas comienzan si esto se repite una y otra vez durante el tiempo. El avistamiento turístico es una gran industria – en unas partes los botes van 10 veces al día.”

“A largo plazo esto puede tener un impacto en las tasas vitales de las ballenas. Las hembras incluso pueden dejar de producir leche para sus criás, lo cual puede disminuir su tasa de sobrevivencia”.

En la última reunión del Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional (Tromsø, Noruega, Mayo 30-Junio 11, 2011) se discutieron los resultados más recientes sobre el efecto de las actividades turísticas en los cetáceos a nivel mundial. La discusión reviso todos los artículos científicos publicados desde junio 2010 hasta mayo 2011. El resumen de algunos de dichos artículos se pueden encontrar en el siguiente link:

impacto-de-las-actividades-ecoturisticas-sobre-los-cetaceos

El Whale and Dolphin Conservation Society (WDCS) dice que el daño causado por los avistamientos turísticos se debe a que como cualquier industria establecida, el objetivo de esta actividad es hacer dinero. Algunos países regulan los avistamientos turísticos de ballenas, estipulando el número de botes que pueden salir en un momento determinado, y la velocidad a la que pueden viajar. Sin embargo, esto es muy difícil de monitorear ya que los botes pueden estar muchas millas mar adentro. Otros países ni siquiera tienen regulaciones voluntarias.

“Los malos viajes pueden traducirse en todo tipo de reacciones negativas de las ballenas. Estas puede parar de descansar o aumentar su tasa respiratoria. Si ellas están usando mas energía, esto puede tener un impacto en su salud.”

En Escocia, la compañia Oceans Worldwide ofrece viajes turísticos de ballenas. Ahí las ballenas están protegidas por ley; sin embargo, no hay ninguna ley especifica que regule los avistamientos turísticos. La compañía dice que sigue las regulaciones de WDCS para asegurar el mayor estándar en los viajes. “Esto hace sentido porque si las ballenas se estresan, ellas pueden abandonar un área completamente” dice un representante de la compañía.

Las personas que apoyan la actividad dicen que las ballenas se pueden beneficiar de la industria. “Esto tiene grandes beneficios para la gente y los animales ya que la gente reconoce la magia de las ballenas y los delfines” dice Williams-Grey. “Esto puede traducirse a un mayor entendimiento de las necesidades de conservación y una determinación en ayudar a proteger las ballenas contra una variedad de amenazas en el ambiente marino”.

Una industria lucrativa de avistamientos de ballenas puede funcionar como un argumento para no cazarlas. La industria puede beneficiar a las comunidades locales, algunas de las cuales han visto sus pesquerías colapsar. Es un caso de balancear las cosas bien dice el Dr. Lusseau. “Los beneficios económicos para las comunidades locales puede ser realmente positivo pero se necesita un balance. Si hay una sobre-explotación y las ballenas son lastimadas a largo plazo, la industria va a colapsar de la misma forma que la industria de la pesca.”

El WDCS, el cual produce sus propias regulaciones, dice que la gente debe preguntarle a los operadores si alguna regulación o código voluntario se aplica en su área. También indican que es una buena señal si el viaje incluye educación ambiental sobre las ballenas y el ambiente marino. Además, vale la pena mencionar que los avistamientos turísticos se pueden hacer desde tierra. Esta es la opción mas segura y es la que WDCS recomienda cuando sea posible.

Articulo original: http://www.bbc.co.uk/news/magazine-14107381

BBC News Magazyne, July 2011

¿Qué paises cazan ballenas pese a la prohibición? ¿Qué tipos de caza existen?

julio 8, 2011

¿Quién caza ballenas hoy en día pese a la prohibición vigente desde 1986? ¿Cuántas hay? Estas son las principales interrogantes sobre la caza de cetáceos en vísperas de la apertura de la 63ª reunión plenaria de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Jersey  (Dependencia de la Corona Británica ubicado en el canal de la Mancha).

¿Quién caza ballenas hoy en día?

Caza comercial Noruega (536 ballenas en 2009) y Islandia (38). Ambos países rechazaron la moratoria de la CBI.

Caza científica Japón (1.004 ballenas en 2009, en su mayoría en el Antártico). Fija sus cuotas de forma unilateral. Los expertos consideran que produce pocas investigaciones y que concentra sus tareas en el uso industrial de la ballena, en particular farmacéutico.

Caza aborigen Según cuotas establecidas por la CBI. Reservada para las comunidades que pueden demostrar que su subsistencia y sus tradiciones dependen de ello. Así ocurre en Alaska (Estados Unidos), Groenlandia (Dinamarca), Tchukotka (Extremo Oriente siberiano) y San Vicente y Granadinas (Antillas).

Otros: Canadá autoriza la caza de tres ballenas a los Inuit e Indonesia caza entre dos a 50 cachalotes, sin pasar por la CBI.

Las ballenas, que pertenecen a la orden de los cetáceos, cuentan con una quincena de especies, entre éstas la ballena azul, la ballena gris, y los cachalotes.

Desde que está en vigor la moratoria sobre la caza de ballenas, la población aumentó globalmente pero una determinada cantidad de especies siguen estando amenazadas, como la ballena gris del Pacífico noroeste (121 ejemplares); la ballena franca del Atlántico noroeste (300) y la ballena azul, una especie emblemática por ser el animal de mayor tamaño que existe, y cuya población mundial estaría en torno a los 5.000 ejemplares.

Las principales especies que se cazan

La ballena Minke o rorcuales (de unos siete metros): Islandia, Japón, Groenlandia, y los Inuit de Alaska.

Rorcuales comunes: la segunda mayor especie viva (de unos 20 metros): Japón, que también caza a los cachalotes y a las ballenas rorcuales boreales.

La Comisión Ballenera Internacional (CBI)

Creada en 1946, la Comisión Ballenera Internacional (CBI) está formada por 89 países sobre la base del voluntariado, que están repartidos entre pro-caza (Japón, Islandia, Noruega, que son los países que cazan, secundados por la mayoría de Asia, el Caribe, Africa y Rusia) y los anti-caza (Unión Europea excepto Dinamarca) junto a la mayoría de los países anglófonos, entre éstos Sudáfrica y Kenia, India y Sudamérica. Está encargada de velar por el “desarrollo ordenado” de la caza y la conservación de las ballenas.

Fuentes: CBI y Jean-Benoît Charrassin, investigador en el Museo Nacional de Historia Natural y miembro del comité científico de la CBI.

Impacto de las actividades ecoturísticas sobre los cetáceos

junio 18, 2011

En la última reunión del Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional que se llevo a cabo en Tromsø, Noruega (Mayo 30-Junio 11, 2011) se discutieron los resultados más recientes sobre el efecto de las actividades turísticas en los cetáceos a nivel mundial. La discusión reviso todos los artículos científicos publicados desde junio 2010 hasta mayo 2011. Los efectos se registran a pesar de que en muchos países dichas actividades están reguladas.

Algunos de los estudios científicos discutidos en la reunión incluyen:

  • Cambios en el comportamiento del delfín nariz de botella en Japón debido a la presencia de botes ecoturísticos

Articulo original: Matsuda, N., Shirakihara, M. & Shirakihara, K. 2011. Effect of dolphin watching boats on the behavior of Indo-Pacific bottlenose dolphins off Amakusa-Shinoshima Island, Japan. Nippon Suisan Gakkaishi 77:8-14. (in Japanese).

Resumen:Los investigadores en Japón observaron el efecto que los botes de observación de delfines tienen en el comportamiento del delfín nariz de botella del Indo-Pacifico (Tursiops aduncus) en la Isla de Amakusa-Shinoshima, Japón. Los investigadores encontraron que en respuesta a 1 bote, los delfines aumentaron su tiempo de buceo y su velocidad de movimiento en la superficie aumento. En respuesta a 4-5 botes, los delfines viajaron grandes distancias bajo el agua antes de salir a la superficie, y los intervalos de nado aumentaron en duración. Como resultado de estos cambios de comportamientos, los autores sugirieron que aquí se debe restringir el número de botes que pueden acercarse a los delfines.

  • Los delfines Risso alteran su comportamiento de descanso en respuesta a los botes ecoturísticos en las islas Azores.

Articulo original: Visser, F., Hartman, K.L., Rood, E.J.J., Hendricks, A.J.E., Zult, D.B., Wolff, W.J., Huisman, J., & Pierce, G.J. 2010. Risso’s dolphins alter daily resting pattern in response to whale watching at the Azores. Marine Mammal Science 27: 366-381.

Resumen: El turismo de cetáceos en las islas Azores ha tenido un crecimiento exponencial desde que fue introducido en 1992. En 2004, catorce botes turísticos operaban en las siete islas, predominantemente desde Pico y Faial, y fueron manejados regularmente desde 1999. Las regulaciones incluyen distancia de acercamiento, tiempo de interacción, método de acercamiento y máximo numero de botes por grupo de cetáceos. La investigación de estas regulaciones reveló que la mayoría de botes (54%) no las siguen. Cuatro de los operadores siguen a delfines Risso (Grampus griseus), los cuales se creen utilizan las islas como área de crianza. El estudio encontró que el aumento de botes en la temporada alta esta correlacionada con una disminución en la tasa de descanso y un aumento en el comportamiento social. Los resultados indica que la presencia de más de 5 botes disminuye aun mas la tasa de descanso y también la tasa social.

  • Uso del análisis fractal para detectar el impacto que el trafico de botes tienen en el comportamiento de buceo de delfines.

Articulo original: Seuront, L. & Cribb, N. 2011. Fractal analysis reveals pernicious stress levels related to boat presence and type in the Indo-Pacific bottlenose dolphin, Tursiops aduncus. Physica A 390:2333-2339.

Resumen: Los niveles de estrés de los delfines nariz de botella producidos por la presencia de botes fueron determinados a través de la documentaciones de la duración de la tasa de nado en respuesta al trafico de botes. La población estudiada de delfines habita costero urbanizado e industrializado y que se considera importante desde el punto de vista ecológico y comercial. Por esta razón, la localidad fue declarada como un santuario para delfines. Los resultados indicaron que no existe diferencia significativa en las observaciones control y en las observaciones de delfines en presencia de botes. La presencia de botes tuvo un impacto complejo en los patrones de duración de buceo y esto fue una función del topo de bote, con un cambio significativo en la presencia de botes con motor (no hubo diferencia en el cambio en la presencia de kayaks).

  • Modelo de los patrones de evasión durante las actividades ecoturísticas en Taiwan.

Articulo original: Tseng, Y., Huang, Y., Kyle, G.T., & Yang, M. 2011. Modeling the impacts of cetacean-focused tourism in Taiwan: observations from cetacean watching boats: 2002-2005. Environmental Management 47: 56-66.

Resumen: Desde que el ecoturismo en cetáceos comenzó en Taiwan en 1992, esta actividad ha crecido rápidamente. Para investigar los posibles impactos de la actividad, los autores usaron datos empíricos colectados desde 2002 hasta 2005 en el impacto de la actividad turística en los cetáceos. Los datos fueron analizados utilizado un modelo estadístico de Cox donde la variable dependiente fue el tiempo (duración de la interacción) y escape (modificación del comportamiento de buceo, trayectoria de viaje y nado lejos del bote). Las variables independientes fueron la presencia de crías, tamaño de grupo y distancia desde el bote a los delfines o ballenas. Los datos indicaron que el comportamiento evasivo estaba asociado con todas las variables independientes: madres-crías exhibieron aproximadamente 50% menos evasión que las parejas sin crías; ademas, los grupos grandes fueron menos evasivos. La distancia de los botes estuvo positivamente correlacionada con el comportamiento evasivo delos cetáceos.

  • Estimación de la exposición de las ballenas asesinas del sur a los humos de escape de los botes ecoturísticos.

Articulo original: Lachmuth, C.L., Barrett-Lennard, L.G., Steyn, D.Q., & Milsom, W.K. 2011. Estimation of southern resident killer whale exposure to exhaust emissions from whale-watching vessels and potential adverse health effects and toxicity of thresholds. Marine Pollution Bulletin 62: 792-805.

Resumen: El estudio se llevo a cabo en British Columbia, Washington, EE.UU. Esta población de ballenas asesinas esta denominada como “agotada” por el US Marine Mammal Protection Act y como “amenazada” por el Canadian Species at Risk Act y el the US Endangered Species Act. La disminución de la población parece ser el resultado de la disminución de su alimento (salmón), la exposición a tóxicos químicos y la perturbación por botes (National Marine Fisheries Service, 2008). La anatomía respiratorio y fisiológica de los cetáceos los hace mas susceptibles a los contaminantes transportados en el aire debido al alta proporción de los pulmones en relación al cuerpo, la ausencia de un sistema olfatorio y la estructura del orificio y cavidad nasal.

Un total de 39 (74 botes) compañías de avistamiento de ballenas que operan en la región y las interacciones más intensa ocurren desde mayo a septiembre. La exposición a los gases de escape de los botes ecoturísticos fue investigada usando un modelo sencillo de dispersión que incorporo datos de las ballenas y el comportamiento de los botes, condiciones atmosféricas y producción de contaminantes transportados por aire. Los resultados del estudio indican que las regulaciones actuales protegen a las ballenas asesinas de las emisiones de gases producidas por los botes ya que están se consideran en el rango aceptable. Los autores sugieres que para minimizar los niveles de exposición los botes podrían ser posicionados en dirección a favor del viento de las ballenas y que el numero de botes a 800 m de las ballenas no debería exceder a 20 botes en cualquier momento.

L

Listado de algunos otros artículos publicados sobre el tema:

  1. Acevedo-Guitierrez, A., Acevedo, L., Belonovich, O., & Boren, L. 2010. How effective are posted signs to regulate tourism? An example with New Zealand fur seals. Tourism in Marine Environments 7:39-41.
  2. Cisneros-Montemayor, A.M., Sumaila, U.R., Kaschner, K., & Pauly, D. 2010.The global potential for whale watching. Marine Policy 34:1273–1278.
  3. Chen, C.L. 2011. From catching to watching: Moving towards quality assurance of whale/dolphin watching tourism in Taiwan. Marine Policy 35:10-17.
  4. Choi, M.A. 2010.Whale-watching or whaling-watching? Contradictory perceptions of whale-watching tourism in Jangsaengpo, South Korea. MA/MSc thesis. King’s College London. 68 pp.
  5. Corkeron, P.J. 2006. How shall we watch whales? In D.M. Lavigne (Ed.), Gaining ground: in pursuit of ecological sustainability (pp. 161–170). Guelph, ON: International Fund for Animal Welfare.
  6. Draheim, M., Bonnelly, I., Bloom, T., Rose, N., & Parsons, E.C.M. 2010. Tourist attitudes towards marine mammal tourism: an example from the Dominican Republic. Tourism in Marine Environments 6:175-183.
  7. Higham, J.E.S., & Lusseau, D. 2007. Urgent need for empirical research into whaling and whale watching. Conservation Biology 21:554–558.
  8. Higham, J.E.S., & Lusseau, D. 2008. Slaughtering the goose that lays the golden egg: Are whaling and whalewatching mutually exclusive? Current Issues in Tourism 11: 63–74.
  9. Hoyt, E., & Hvengaard, G.T. 2002. Review of whale-watching and whaling with applications for the Caribbean. Coastal Management 30:381–399.
  10. Iceland Review Online. 2007, September 2. Fewer minke whales in whale watching areas. Iceland Review Online. Online site: http://www.icelandreview.com/icelandreview/daily_news/?cat_id=28304&ew_0_a_id=288600
  11. Iceland Review Online. 2008, July 10. Whale watchers at war with whale hunters. Iceland Review Online. Online site: http://www.icelandreview.com/icelandreview/daily_news/?cat_id=16567&ew_0_a_id=308980
  12. Lachmuth, C.L., Barrett-Lennard, L.G., Steyn, D.Q., & Milsom, W.K. 2011. Estimation of southern resident killer whale exposure to exhaust emissions from whale-watching vessels and potential adverse health effects and toxicity of thresholds. Marine Pollution Bulletin 62:792-805.
  13. Lambert, E., Colin Hunter, C., Graham J. Pierce, G.J., & MacLeod, C.D. 2010. Sustainable whale-watching tourism and climate change: towards a framework of resilience. Journal of Sustainable Tourism 18:409–427
  14. Magalhães, S., Prieto, R., Silva, M.A., Goncalves, J., Afonso-Dias, M., & Santos R.S. 2002. Short-term reactions of sperm whales (Physeter macrocephalus) to whale watching vessels in the Azores. Aquatic Mammals 28:267– 274.
  15. Matsuda, N., Shirakihara, M. & Shirakihara, K. 2011. Effect of dolphin watching boats on the behavior of Indo- Pacific bottlenose dolphins off Amakusa-Shinoshima Island, Japan. Nippon Suisan Gakkaishi 77:8-14. (in Japanese).
  16. National Marine Fisheries Service. 2008. Recovery plan for southern resident killer whales (Orcinus orca). Seattle,WA; National Marine Fisheries Service, Northwest Region.
  17. Ris, M. 1993. Conflicting cultural values: whale tourism in northern Norway. Arctic 46:156-163.
  18. Schaffar, A., Garrigue, C., & Constantine, R. 2010. Exposure of humpback whales to unregulated whalewatching activities in their main reproductive area in New Caledonia. Journal of Cetacean Research and Management 11:147-152.
  19. Seuront, L. & Cribb, N. 2011. Fractal analysis reveals pernicious stress levels related to boat presence and type in the Indo-Pacific bottlenose dolphin, Tursiops aduncus. Physica A 390: 2333-2339.
  20. Tseng, Y., Huang, Y., Kyle, G.T., & Yang, M. 2011. Modeling the impacts of cetacean-focused tourism in Taiwan: observations from cetacean watching boats: 2002-2005. Environmental Management 47:56-66.
  21. Visser, F., Hartman, K.L., Rood, E.J.J., Hendricks, A.J.E., Zult, D.B., Wolff, W.J., Huisman, J., & Pierce, G.J. 2010. Risso’s dolphins alter daily resting pattern in response to whale watching at the Azores. Marine Mammal Science 27:366-381.

Detectan radiación en ballenas en Japón

junio 14, 2011

Las autoridades japonesas hallaron cesio radiactivo en dos ballenas minke (Balaenoptera acutorostrata) capturadas al norte de la Isla Hokkaido, a 650 kilómetros al noreste de la planta nuclear de Fukushima, informó hoy la prensa local. Los investigadores examinaron seis de las 17 ballenas capturadas supuestamente con fines de investigación en la ciudad de Kushiro y detectaron 31 y 24,3 becquereles de cesio radiactivo por kilogramo en los dos ejemplares, informó la agencia Kyodo citando a una asociación ballenera, acotó DPA.

Mientras el nivel de las sustancias radiactivas sigue estando por debajo del límite de 500 becquereles por kilogramo, la asociación cree que la contaminación fue provocada por la planta de Fukushima. Según Kyodo, dicha planta ha filtrado sustancias radiactivas al medio ambiente desde el terremoto y tsunami del 11 de marzo del 2011.

En 1987, Japón dejó de comerciar ballenas, cumpliendo con la moratoria internacional que entró en vigor en 1986. Sin embargo, ha utilizado una lagun en el acuerdo para continuar capturándolas, bajo la premisa de tener fines de investigación.

Historia original:

Radiation found in whales in Japan
http://en.trend.az/regions/world/ocountries/1891524.html

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.