Skip to content

Maniobras navales perturban a las ballenas

marzo 15, 2011

Las ballenas picudas pertenecen a la familia de los zifios que son perturbadas por las ondas de sonar, advierte un estudio científico de la Universidad de St. Andrews, Escocia. Esta investigación intenta explicar por qué muchos de estos cetáceos pierden su rumbo y terminan muertos en las orillas de las playas.

Las ondas de sonar son el radar acústico que utilizan los barcos y submarinos para controlar la actividad subacuática. El sonar detecta la presencia y posición de objetos sumergidos mediante ondas acústicas, producidas por el propio objeto o por la reflexión de las emitidas por el aparato.

El estudio se enfoco en los zifios de Blainville (Mesoplodondensirostris) que utilizan las aguas en las islas Bahamas. Estas ballenas son un grupo pequeño y elusivo que se le asocia con los posibles efectos del sonar naval en los mamíferos marinos. En 2000 y en 2002, grandes grupos de estas ballenas se vararon en las orillas de las playas y murieron. En ambas ocasiones, se habían desarrollado en la zona ejercicios navales que incluyeron el sonar.

n

nn

Algunos especialistas expresaron su preocupación por la posible relación directa entre la muerte de esos animales y las señales de frecuencia media. En plenos ejercicios navales llevados a cabo por la marina de los Estados Unidos, las ballenas dejaron de emitir sonidos característicos que se cree les permiten nadar y comunicarse. Los animales, que estaban inmersos en la profundidad buscando alimentos, captaron el sonido del radar dejaron de producir vocalizaciones. Posteriormente, ascendieron con lentitud y se alejaron hasta 16 kilómetros del área donde se produjeron las pruebas con el sonar y no regresaron en tres días.

Para comprender mejor el comportamiento de las ballenas, el equipo de investigadores también simuló los sonidos del sonar naval o los ruidos de las orcas (Orcinus orca), también conocidas como ballenas asesinas. Los zifios manifestaron el mismo rechazo y reaccionaron alejándose. “Parece que no les gusta los sonidos inusuales y todo indica que son mucho más vulnerables a las ondas del sónar usado para detectar submarinos”, explicó Boyd. “Quizás el hallazgo más significativo de nuestros experimentos es la extrema sensibilidad de estos animales y cuán perturbados se pueden llegar a sentir (con el sónar)”, añadió el profesor.

Noticia original:

BBC Mundo http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110315_ballenas_zifios_mr.shtml

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: